||AHORRO ENERGÉTICO|| CONSEJOS PARA REDUCIR TU CONSUMO


Con la llegada del buen tiempo y el aumento del uso de los aires acondicionados en nuestras viviendas, nos hacemos eco de uno de los consejos que ha publicado el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía.

UN DATO

Existen pocas viviendas que se construyan con instalaciones centralizadas de aire acondicionado, sin embargo, son mucho más eficientes.

CARACTERÍSTICAS ENERGÉTICAS

Es importante dejarse aconsejar por un profesional sobre el tipo de equipamiento que mejor responda a las necesidades y a las características de las habitaciones a climatizar. Hay muchos elementos que influyen como los materiales constructivos, la orientación y el diseño de la vivienda.

Existen diferentes tipos de aire acondicionado:

Sistemas compactos y sistemas partidos

• Sistemas compactos: donde el evaporador y el condensador se encuentran en la misma carcasa. El más común es el tipo ventana.

• Sistemas partidos: compuesto por las dos unidades separadas; la exterior (condensador) y la interior (evaporador).

A igualdad de potencia, la unidad evaporadora y la condensadora son mayores en los sistemas partidos, lo que les permite alcanzar mayores rendimientos que los equipos de ventana.

Existe una tercera categoría de tipo transportable, en dos versiones, una que expulsa el aire al exterior a través de un tubo; y otra que tiene un condensador que se sitúa en el exterior. Son menos eficientes que los equipos de pared.

Sistemas reversibles y no reversibles:

• Irreversible: aquellos que solo pueden suministrar o frio o calor.

• Reversible: pueden suministrar tanto frio como calor.

La posición de ventilación permite ahorrar energía intercambiando el aire de dentro con el de fuera.

Sistemas evaporativos:

Los sistemas evaporativos están pensados para refrescar el ambiente unos pocos grados, y además, su consumo es muy bajo.

Ventiladores:

Los ventiladores producen una sensación de descenso de la temperatura de entre 3 y 5ºC. Su consumo de electricidad es muy bajo.

SABÍAS QUE…

Se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frio y aislando adecuadamente los techos y muros.

CONSEJOS PRÁCTICOS

• Fija la temperatura de refrigeración en 26º.

• Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.

• Cuando enciendas el aire condicionado, no ajustes el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario.

Más información en: www.ingenieriacoves.com

Te informamos en: info@ingenieriacoves.com


2 vistas